Apoye nuestra misión de conectarnos y compartir información con educadores de todo el mundo. ¡Dona aquí!

Navegando entre la infodemia: preguntas, consideraciones y educación crítica en alfabetización digital (visual)

Navegando entre la infodemia: preguntas, consideraciones y educación crítica en alfabetización digital (visual)

Perspectivas

En febrero de 2020, algunas partes del mundo estaban levantando lentamente las restricciones de bloqueo de COVID-19, otros países apenas estaban iniciando procedimientos de bloqueo, mientras que en países como EE.UU. y Canadá la idea de COVID-19 todavía parecía algo lejana. Sin embargo, muchos de nosotros recibimos noticias e información sobre COVID desde lejos, lo que probablemente contribuyó al pánico generalizado sobre el virus desconocido e impredecible que resultó en la acumulación masiva de papel higiénico y otros artículos esenciales en las tiendas de comestibles. A medida que la gente aprendió más sobre COVID-19, también aumentaron las acciones racistas y discriminatorias contra la población asiática. Recuerdo desplazarme por mi propio Twitter un día de febrero de 2020, y encontrar un titular que confirmaba el segundo caso de COVID-19 en México (ver Figura 1), que no parece nada nuevo, ¿verdad? Pero fue la imagen correspondiente la que llamó mi atención.

Figura 1
Figura 1

A primera vista, la imagen es aterradora por sí sola, ya que vemos a personas vestidas con trajes de materiales peligrosos que las dejan inidentificables y menos amigables. También llevan algún tipo de equipo, ¿quizás un aerosol desinfectante de fuerza industrial? ¿Quizás algo más? También parecen estar rodando a lo largo de una camilla de algún tipo también llena de otros tipos de equipo desconocido, y mucho más. En este punto de nuestras vidas, muchos de nosotros estábamos acostumbrados a ver imágenes similares, especialmente de trabajadores de la salud que estaban en primera línea o del gobierno u otros funcionarios de salud que también estaban teniendo mucho cuidado de desinfectar los lugares públicos. Este tipo de imágenes con frecuencia provocan una sensación de miedo y, a menudo, se clasifican como retórica apocalíptica que se puede definir como imágenes que implican una muerte inminente. Por lo tanto, la imagen por sí sola a primera vista puede afectar enormemente la comprensión y los sentimientos de las personas sobre, en este caso, COVID-19 y perpetuar el miedo y la ansiedad. Sin embargo, lo que es más preocupante es que, al examinarlo más de cerca, al observar el lenguaje escrito en el fondo y en el equipo, se ve estereotípicamente “asiático”. La pregunta entonces es ¿por qué se eligió esta imagen para que se corresponda con el titular de la confirmación de COVID en México y qué impactos tuvo esto en los lectores? ¿Esta imagen avivó aún más los pensamientos y acciones racistas entre algunos espectadores sobre los asiáticos en general y en relación con COVID-19? Si uno pudo reconocer la escritura o se ocupó de investigar el idioma, en realidad es coreano. ¿Esta nueva información impactaría a los lectores de una manera diferente?

Poco después, la imagen fue reemplazada por la que se ve a continuación (Figura 2), que es del secretario de salud de Sinaloa en México, el Dr. Efren Encina Torres.

Figura 2
Figura 2

La elección de la imagen para el mismo titular es drásticamente diferente y afectaría a los lectores de formas muy distintas. Como ex educador de secundaria y ahora como docente-formador, no pude evitar pensar en nuestros jóvenes estudiantes y cómo este tipo de imágenes pueden afectar su comprensión sobre temas particulares, eventos o incluso de grupos particulares de personas. Como multialfabetizaciones académica, gran parte de mi investigación se enmarca en la siguiente pregunta: ¿cómo se transmite o se comparte la información entre diferentes plataformas y cómo afecta esto a la conciencia de las personas? O, en otras palabras, preguntándonos: ¿cómo sabemos lo que sabemos? Específicamente, me interesa cómo se usa y comparte la información visual, ya que el juego matizado de imágenes tiene un efecto muy poderoso y persuasivo en los espectadores y tiene un impacto en la formación de su comprensión.

Sin duda alguna, vivimos en un momento en el que muchos de nosotros, literalmente, tenemos información al alcance de la mano. Pero, el gran volumen de noticias que la gente recibe sobre COVID no tiene precedentes. Como observa la Organización Mundial de la Salud (OMS), también vivimos durante una infodemia en la que recibimos una “sobreabundancia de información, algunas precisas y otras no, durante una epidemia”. (2020, p.1). “Infodemic” (en español: infodemia) no es un concepto nuevo, ya que fue introducido por primera vez durante la crisis del SARS por un periodista, David Rothkopf, quien llamó la atención sobre la cantidad masiva de información errónea o “Fake News” y señaló que la historia del SARS es “no una epidemia sino dos y la segunda epidemia tiene implicaciones mucho mayores que la propia enfermedad” (Rothkopf, 2003, párr. 1). Durante el brote de SRAS, Rothkopf observó que la “epidemia de información, o ‘infodemia’, ha hecho que la crisis de salud pública sea más difícil de controlar y contener” (párr. 2) porque una infodemia incluye.

Algunos hechos, mezclados con miedo, especulación y rumores, [y] son amplificados y transmitidos rápidamente en todo el mundo por las modernas tecnologías de la información [que] han afectado a las economías, la política e incluso la seguridad nacionales e internacionales de formas que son completamente desproporcionadas con las realidades fundamentales. (párr. 3)

Para abordar este tema emergente en este contexto actual, la OMS reunió la primera Conferencia Global de Infodemiologia para compartir preocupaciones sobre la infodemia actual. El resultado de la conferencia dio como resultado algunos problemas destacados que son relevantes para todos, pero también para los educadores, como la necesidad de comprender qué información se comunica, cómo se comunica y, lo que es más importante, cómo se recibe la información (y por quien). Dado que gran parte de la información que recibimos proviene de diversas plataformas tecnológicas, la preocupación actual no es encontrar información, sino filtrar y encontrar información relevante con confianza. Y si bien esto es un desafío para todas las personas, lo que nuestro contexto actual ha vuelto a resaltar es la inclusión necesaria de la educación crítica en alfabetización digital (CDL) en los planes de estudio y las aulas para guiar y apoyar mejor a nuestros jóvenes estudiantes, y para hacerlo bien y en una moda sostenible. En el contexto de este artículo, CDL se define como la capacidad de navegar y analizar entornos digitales (Ávila & Zacher Pandya, 2012), pero también de identificar, evaluar y aplicar información de manera eficaz (Association of College & Research Libraries, 1989).

En un reciente podcast, el académico de renombre del currículo, William Pinar, reflexiona sobre su noción de currere. En ese momento (y aún hoy relevante), Pinar (1975) observó que “el estudio de currere, como sugiere el infinitivo latino, implica la investigación de la naturaleza de la experiencia individual del público: de artefactos, actores, operaciones, de la itinerario educativo ”(p. 400). En otras palabras, currere nos permite pensar en el currículo como un método, como en movimiento; Nuestros viajes educativos individuales (formales o informales) nunca son estáticos y evolucionan a medida que aprendemos, experimentamos e interactuamos con constructos sociales, políticos y culturales. El currículo, por tanto, no es algo estático, sino fluido; es, como señala Pinar (2010) un verbo, una acción. En el podcast, Pinar reflexiona y reconoce el gran poder de la tecnología en todas nuestras vidas, y especialmente en las vidas de los estudiantes adolescentes, y alienta a los educadores a aprovechar el momento actual para brindar oportunidades para que los estudiantes indaguen críticamente sobre su compromiso y sus relaciones con la tecnología. en lugar de incluir temas relacionados con la tecnología como un medio para lograr un fin. Desafortunadamente, esto último es algo que veo demasiado, y no es culpa de los educadores en absoluto. Muchos maestros y candidatos a maestros han reconocido la importancia de incluir CDL en sus clases, de todos los grados y materias, pero a menudo están consternados por la falta de orientación y acceso a recursos actuales y relevantes y también están ansiosos por enseñar bien los temas porque enseñar cualquier cosa relacionada con la tecnología, los medios y / o los medios digitales es un desafío por una gran cantidad de razones. El problema más importante e inherente para mí también es que a menudo se llama muy poca atención a la exploración o al impacto de los medios visuales. Sin embargo, como en el ejemplo que se muestra arriba, el juego matizado de imágenes puede tener un efecto muy poderoso en los sentimientos, pensamientos, comprensión de los problemas de las personas y también en la percepción de los eventos e incluso de grupos particulares de personas.

Como reconoce la OMS (2020) mientras recibimos una gran cantidad de información, yo también diría que en gran parte la información que recibimos también se nos transmite visualmente, ya sean imágenes fijas o en movimiento, como fotografías o películas, o en el uso de gráficos y fuentes específicas de texto en los titulares. En un estudio reciente que realicé encuestando el uso de los medios de comunicación de los participantes, muchos adolescentes indicaron que confían en las plataformas de redes sociales para obtener información y muchos de ellos prefieren Instagram. Instagram, sin embargo, es una plataforma muy visual y aunque los comentarios se escriben (a veces muy pocos) y se proporcionan enlaces a fuentes primarias o secundarias en la biografía, estos a menudo requieren un ”esfuerzo adicional”. De hecho, en el mismo estudio, la mayoría de los participantes (independientemente de la edad) revelaron que a menudo solo leen los titulares de los artículos, por ejemplo, que aparecen en sus redes sociales, que a menudo incluyen una imagen visual correspondiente. De hecho, Twitter (a partir de noviembre de 2020, basado en mi propia interacción con la plataforma) ahora proporciona un aviso para los usuarios que eligen retuitear artículos sin haber hecho clic en el enlace para leer el artículo primero (ver Figura 3). Por supuesto, esto no garantiza que la gente realmente lea el artículo, pero quizás sea un buen primer paso.

Figura 3
Figura 3

Entonces, ¿qué significa esto y qué podemos hacer como educadores? Un enfoque, en términos generales, es evitar el uso de enfoques estáticos (analógicos) para un problema fluido (digital). Si bien comparar y contrastar una imagen con otra o analizar los efectos de los anuncios son bloques de construcción sólidos para que los estudiantes comiencen a pensar críticamente, estos enfoques a menudo se utilizan en exceso. En cambio, ¿por qué no traer textos visuales con los que los estudiantes interactúen regularmente fuera de la escuela? Si bien los objetivos y las expectativas curriculares son importantes, también es importante considerar la alfabetización como una práctica social (New London Group, 1996), para involucrar a los estudiantes en prácticas de alfabetización relevantes en su vida actual y cotidiana porque incluyen temas y materiales que les interesan a los estudiantes. puede resultar en niveles más altos de compromiso y efectos más duraderos. Por ejemplo, cuando se aprende sobre técnicas persuasivas, los recursos de referencia suelen ser anuncios, ya sean imágenes fijas o comerciales. Pero ¿y los memes? Emplean los mismos tipos de retórica y falacias lógicas que los anuncios, pero también hay diferentes elementos contextuales a considerar que son necesarios para que las personas no solo comprendan el meme, sino que tal vez también los encuentren divertidos o irónicos. ¿Por qué no hacer que los estudiantes también creen memes? Para agregar, mientras Silva (2019) reflexiona sobre cómo los estudiantes interactúan con los memes y los llevan a la clase para compartir (¿suena familiar?), Silva también observa que al invitar a los estudiantes a analizar y crear memes les permite a los educadores también “reforzar esas lecciones fundamentales de alfabetización en torno a la persuasión retórica, identificando autoría y agendas implícitas, y citando fuentes que se aplican a todos los formatos de los medios” (párr. 6).

En lo que respecta a la retórica, entonces, ¿qué tal introducir técnicas visuales persuasivas en formatos como el cine, ficción o de otro tipo? Para comenzar, se podría incluir una unidad de análisis de películas examinando cómo se utilizan técnicas cinematográficas particulares para manipular a los espectadores. La belleza del cine es que sabemos de manera inherente lo que está sucediendo, pero muchas veces no pensamos en estos aspectos, somos espectadores pasivos donde nuestro subconsciente nos da pistas. Por ejemplo, ¿alguna vez ha tenido esa sensación de hormigueo o el impulso repentino de cubrirse los ojos porque “simplemente sabe” que algo malo está a punto de suceder? ¿Porqué es eso? ¿Qué señales visuales, técnicas cinematográficas se utilizaron para hacerte sentir así? He desarrollado y compartido unidades de películas con muchos profesores y encuentro que son una gran base para que los estudiantes comiencen a pensar críticamente sobre imágenes visuales.

También animo a los educadores a que consideren analizar visualmente los documentales. Por lo general, los estudiantes a menudo ven los documentales como “veraces” debido a la “evidencia” proporcionada y quizás no siempre los ven como muy manipuladores como las películas de Hollywood, por ejemplo. Sin embargo, los tipos de imágenes, o modos de retórica visual, que los documentalistas eligen implementar en sus películas son muy persuasivos. En mi propia investigación, exploro modos retóricos visuales en documentales ambientales y cómo impactan en la comprensión de los espectadores de los problemas y su voluntad de actuar de maneras más conscientes del medio ambiente. De mis hallazgos preliminares, hay 6 tipos principales de retórica visual que se utilizan ampliamente en muchas formas de comunicación ambiental, incluidos los documentales (Ahn, 2020). Uno de los cuales es la retórica apocalíptica, a la que me referí anteriormente. De mi investigación es evidente que los espectadores no responden favorablemente a imágenes apocalípticas o retórica jeremiada, imágenes que atribuyen comportamientos humanos como la causa de la crisis como los desechos plásticos en los océanos. Este tipo de imágenes no motivan, más bien, dejan a la mayoría de los espectadores sintiéndose desesperanzados y apáticos. En muchas materias escolares, los educadores a menudo enfatizan la importancia de la retórica en la escritura, por ejemplo, pero también es igualmente importante considerar la retórica visual y considerar no solo los tipos de imágenes que se utilizan, sino incluso la secuencia de imágenes que se utilizan y cómo las imágenes impactan en la propia conciencia de los estudiantes sobre temas, eventos y personas.

Dos actividades que he encontrado que son efectivas para desarrollar habilidades de CDL es implementar software de anotación de video e invitar a los estudiantes a participar en la creación de medios. Con el primero, plataformas como WeVu permiten a los estudiantes ver videos y hacer comentarios específicos en el tiempo. Este tipo de respuesta visual anima a los estudiantes a responder a imágenes que sienten que son “llamativas y evocadoras” y proporcionan una respuesta más “temporal” u oportuna o “instintiva” en lugar de una interpretativa (Miall y Kuiken, 2001). Luego, los estudiantes pueden comentar las anotaciones de los demás y participar en una discusión sobre lo que están viendo, cómo los hizo sentir y también ver cómo las diferentes personas responden de diferentes maneras a las mismas imágenes según sus experiencias vividas. E invitar a los estudiantes a crear medios visuales no solo les brindará la oportunidad de aplicar lo que han aprendido con respecto a la retórica y las técnicas cinematográficas, por ejemplo, sino que también desarrollarán una comprensión mucho más profunda de los procesos de creación que luego impactarán. las formas en que ven y piensan sobre los medios visuales que encuentran. Los estudiantes también pueden compartir sus creaciones de medios en plataformas como WeVu y participar en discusiones significativas tanto desde la perspectiva del creador como de la audiencia.

Reiterando a Rothkopf, actualmente vivimos en medio de dos epidemias: una viral y otra informativa. El tema se complica aún más, ya que también nos encontramos con mucha información sobre cuestiones de justicia social, como Black Lives Matter, la brutalidad policial, las elecciones estadounidenses y los derechos indígenas, por nombrar algunos. Lo que hace que este momento de la historia sea realmente único es que tenemos varias opciones para recibir información y mucho tiempo para pensar. Por lo tanto, es importante considerar cómo la información, y especialmente la información visual, se media a través de diferentes plataformas y cómo esto afecta la conciencia de las personas. Las imágenes visuales, en muchos casos, son el poder sutil y silencioso que impacta nuestra comprensión de los problemas de maneras muy matizadas, como en el caso del ejemplo anterior del uso de dos imágenes diferentes con el mismo tweet. Por lo tanto, es importante, ahora más que nunca, incluir también la educación crítica en alfabetización digital en las aulas. No hay nada que podamos hacer sobre la naturaleza cambiante de la tecnología o del panorama de los medios, pero lo que podemos hacer es brindar un mejor apoyo a los educadores, quienes luego pueden guiar mejor a los estudiantes para que sean más conscientes, más críticos y, por lo tanto, más confiados en sus habilidades para extraer valores coherentes de la información (visual) que reciben y para actuar con responsabilidad sobre estos valores en torno a cuestiones importantes.


Ahn, C. (2020). Considering the role of documentary media in environmental education. Journal of Canadian Curriculum Studies, 17(2), 67 – 79.

Association of College & Research Libraries. (1989). Presidential Committee on Information Literacy: Final report. http://www.ala.org/acrl/publications/whitepapers/presidential

Ávila, J & Pandya, J.Z. (2012). Critical Digital Literacies as Social Praxis. Peter Lang.

Miall, D. S., & Kuiken, D. (2001). A feeling for fiction: Becoming what we behold. Poetics, 30, 221 – 241.

New London Group. (1996). A pedagogy of multiliteracies: Designing social futures. Harvard Educational Review, 66(1), 60–93. https://doi.org/10.17763/haer.66.1.17370n67v22j160u

Pinar, W (1975). Currere: Toward reconceptualization. In W. Pinar (Ed.), Curriculum theorizing: The reconceptualists (pp. 396-414). McCutchan.

Pinar, W. F. (2010). Currere. Encyclopedia of curriculum studies. SAGE Publications Inc.

Rothkopf, D. J. (2003, May 11). When the buzz bites back. The Washington Post. https://www.washingtonpost.com/archive/opinions/2003/05/11/when-the-buzz-bitesback/bc8cd84f-cab6-4648-bf58-0277261af6cd/

Silva, L. (14 March 2019). To meme or not to meme? Using memes to teach media literacy skills. KQED. https://www.kqed.org/education/531438/to-meme-or-not-to-meme-using-memes-to-teach-media-literacy-skills

World Health Organization. (2020). 1st WHO infodemiology conference: How infodemics affect the world and how they can be managed [Scientific conference]. https://www.who.int/docs/default-source/epi-win/infodemic-management/postinfodemiologyconference-scientific-booklet.pdf

 

Claire Springer is the lead learner of Take Note Consulting. She is a mom to two daughters; her girls give her the inspiration to create thriving & well-rounded schools for all kids. She has served as a building administrator, curriculum writer, instructional coach, and classroom teacher in two large DFW districts. Her passions are building school wide systems, through the PLC & RTI framework, that fulfill the campus mission & vision.

: sites.google.com/view/clairespringerconsulting/home

Article Keywords
print article
Read More Articles

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese para mantenerse informado sobre los últimos artículos, publicaciones en foros y noticias escolares de SchoolRubric.

Subscribe To Our Newsletter

Powered by EmailOctopus
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x